Contenido

Mi mala amiga la ansiedad

estrés-y-ansiedad-2

Esta mala “mujer” aparece sin invitación cuando menos te lo esperas, no te da chance de nada, sólo llega y quiere hacer su maldita voluntad sin ni siquiera preguntarte si te parece bien.

Es amiga de mucha gente, y su modo de “operar” deja mucho que desear, es como un familiar incómodo que viene de visita y tienes que aguantar porque no hay más remedio y aprendes a vivir con ello, te resignas a sus visitas esporádicas, y entre tanto te dices a ti mismo: “pasará, no te agobies, respira”.

El caso es que anoche vino a visitarme, pero no contaba con que yo tengo un arma letal contra las malas amigas como la ansiedad: un abrazo. El mejor abrazo.

Aunque llevo años padeciendo de estas visitas, debo reconocer que he aprendido a lidiar con ellas y hay veces que salgo muy triunfante y hay otras en las que tengo que hacer uso de mi arma letal.

Pero la sensación cuando llega es diferente cada vez, porque al parecer la muy desgraciada sabe envolverte, y sabe encontrar un pedazo de vulnerabilidad y PUM por ahí entra y empieza a tratar de desmoronarte por un rato. Creo que lo más difícil de estar en medio de un ataque de ansiedad o pánico es que pierdes el control de ti mismo, de lo que sientes, que el miedo te invade y muchas veces te carcome; pero también es interesante analizar lo que pasa en esos instantes y cuando estás consciente de lo que te está pasando, luchar  y no dejarte vencer.

“Platicar con esta amiga incómoda” Entender que es tu cuerpo hablándote y que por supuesto sí puedes tener el control hasta cierto punto y salir victorioso siempre y cuando estés tranquilo y recuerdes que es un momento, que no se va a quedar y que por supuesto no te vas a morir por esto (cosa que yo llegué a pensar una vez)

Yo padezco de ataques de ansiedad desde como los 11 años, no sabía qué era eso, me despertaba en las madrugadas aterrada, y buscaba a mi mamá, y ella me consolaba, pensando que era una pesadilla; me abrazaba y me quedaba dormida en sus brazos, me ocurrían quizá una vez cada 2 meses; en algún momento quizá más seguido. En esa época mis papás se separaron, posiblemente ese fue el detonante.

Me dejaron de pasar cuando entré a la secundaria y estaba súper ocupada con la escuela, los amigos, deporte, salidas, descubriendo el mundo, así que mi mente como que no tuvo tiempo de pensar en… cosas malas.

Para cuando terminó la etapa de la secundaria, regresaron ¿por qué? creo que por el cambio, porque “me separé” de algunas amigas, porque tuve una época muy difícil en casa, pero seguía sin saber que eran ataques de ansiedad. Esta amiga se quedó como un par de años (venía ocasionalmente) y casi siempre por las noches; hasta que las cosas empezaron a “mejorar” empecé a trabajar y de nuevo, mi mente se ocupó en cosas cotidianas y no recuerdo haber sufrido sus visitas por un buen tiempo hasta que…

El evento más fuerte de mi vida, el fallecimiento de mi papá, eso detonó las peores visitas de mi mala amiga, la ansiedad, a tal grado que un día le dije a mi mamá que me estaba dando un infarto, un infarto a mis 25 años (en ese entonces) sentía hormigueo en el brazo izquierda (nunca me había pasado), creía que la mitad de la cara se me estaba adormeciendo y no podía respirar (para ese entonces ya habían pasado 6 meses del fallecimiento de mi papá y yo llevaba ese tiempo sin llorar por su partida, al menos no lo suficiente para “sacar” el dolor) eso y otras cosas pasaron (me dio salmonela, anemia, llevaba meses sin dormir más de 3 horas seguidas) vaya mi cuerpo estaba colapsando…

Terminé en urgencias en la cruz roja, me hicieron un electrocardiograma, salió bien, ¡no me estaba infartando! ahí fue cuando alguien me dio una luz, el doctor, después de una larga plática de todo lo que me había pasada (sí, hasta de lo de mi papá hablamos mi mamá él y yo) dijo algo así como “Señora, lo que su hija tuvo fue un ataque de pánico y de ansiedad” ese médico me diagnosticó con una depresión clínica mientras mi mamá se aterraba pensando que estaba loca yo comenzaba a sentir esperanza, vaya, “si esto es una enfermedad, debe de haber algo para tratarla” me dije a mi misma.

El doctor le dijo a mi mamá que lo que necesitaba era ir al Psiquiatra, repito mi mamá estaba con cara de WHAT? y yo reaccioné y le dije al doctor “¿conoce a algún psiquiatra que me pueda atender?”

Y de ahí inicié un proceso, que luego les contaré.

Mi punto con este post es decirte que no estás solo/a somos MUCHOS los que sufrimos este tipo de visitas incómodas, pero la ansiedad no te va a hacer daño, puedes aprender a identificarla y frenarla, respirar a mi me ayuda mucho y como dije hace poco, un abrazo de una persona especial HACE TODA LA DIFERENCIA.

¡Ah! Y obviamente si sientes que no puedes con ella, buscar ayuda profesional es una EXCELENTE IDEA.

 

Dejo esa parte de una carta a la ansiedad que vi en Internet:

La verdad es que aparezco y te hago sentir todo eso porque no había logrado encontrar otra manera de hacerme escuchar por ti, estabas tan ocupado tratando de ser exitoso, productivo y de demostrarle a los demás que eres digno de ser amado… que no escuchabas mis pequeñas señales.

¿Recuerdas esa vez que te dio un dolor de cabeza? ¿O cuando tuviste insomnio por más de 2 horas? ¿O qué tal esa vez que sin razón aparente te soltaste a llorar?

Bueno, pues todas esas veces era yo tratando de que me escucharas, pero no lo hiciste, seguiste con tu ritmo de vida, seguiste con tu misma manera de pensar… Entonces intenté algo más fuerte, hice que te temblara el ojo, que se te taparan los oídos y que te sudaran las manos… pero tampoco me quisiste escuchar.

Aunque acá entre nos, los dos sabemos que sentías mi presencia, es por eso que cuando te quedabas tranquilo… o era momento de estar sólo contigo mismo, en soledad… te empezabas a poner nervioso, como si algo te impidiera quedarte quieto.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s